Constitución de filiales en Italia

Sobre la constitución de filiales en Italia, en primer lugar, es importante saber qué se entiende por filial en el ámbito del derecho societario. La filial es una empresa con su propia personalidad jurídica aunque controlada a su vez por otra. Por tanto, una filial en Italia es una empresa en la cual el socio único es la empresa española. Al tener personalidad jurídica, la filial tendrá todas aquellas obligaciones y derechos que cualquier otra empresa italiana ya establecida en el territorio tiene.

Las empresas españolas optan por la vía de la internacionalización en Italia a través de filiales por diferentes motivos, no obstante, el principal es que el negocio que ha de desarrollarse tenga a nivel jurídico el instrumento necesario para hacerlo. Ello ocurre cuando hay que desarrollar un actividad directamente en el territorio con una estructura de recursos. Por tanto, permite superar la barrera principal de la exportación de servicios o productos que solo pueden desarrollarse o venderse dentro del territorio y es por ello es óptimo la constitución de filiales en España.

Prácticamente en todos los casos la filial adquiere forma de “società a responsabilità limitata” que es la figura societaria más parecida a la sociedad limitada del ordenamiento jurídico español. Por tanto su constitución también debe hacerse ante acto público a través de profesional habilitado para ello: un notario en Italia. Sin embargo, es posible poder constituir por poderes públicos firmados en España u otro estado de la Unión Europea e incluso con un administrador no residente en Italia.

Aquellas empresas interesadas en constituir una filial en Italia, ya sea desplazando personas a Italia o no, pueden escribir a info@formaitalia.es o contactarnos telefónicamente a través del +34 93 181 05 88 o al +39 02 367 098 89. FORMAITALIA analiza sin compromiso la situación de la empresa en España e Italia para tomar la decisión adecuada en su creación y expansión en el país.