Establecimiento empresa en Italia

El establecimiento de una empresa en Italia requiere un análisis del modelo de negocio. En FORMAITALIA analizamos las necesidades de nuestros clientes para verificar cuál es el mejor de método que una empresa tiene para establecerse en Italia. Ello atendiendo, obviamente, a las obligaciones que la actividad comercial pueda generar desde el orden jurídico, fiscal y laboral.

 

Según el análisis de la actividad empresarial y sus propios objetivos se define el establecimiento de la empresa en Italia. Ello puede signifcar en ocasiones que dicho establecimiento sea de manera parcial con el único objetivo de salvar barreras de entrada a la internacionalización. Incluso que no exista un establecimiento en sentido jurídico del concepto. Es decir, por establecimiento hay que entender la destinación de unos mínimos recursos estructurales en Italia, y ello no es siempre necesario. En ocasiones los clientes solicitan un establecimiento en Italia sin saber que en FORMAITALIA podemos ofrecer y ejecutar fórmulas más sencillas que cumplan los objetivos del plan de negocio de la empresa.

 

Para establecer una empresa en Italia es necesario respetar una serie de requisitos del ordenamiento jurídico italiano. Los mismos varían según si lo escogido es constituir una sociedad con personalidad jurídica propia, como pueda ser una sociedad limitada, hasta una Oficina de Representación pasando por la Sucursal en Italia. Los casos que se han enumerado corresponden a establecimientos permanentes en donde hay una serie de recursos destinados a Italia. Ello tiene diferentes consecuencias a nivel jurídico y fiscal. No obstante, como comentábamos en FORMAITALIA somos especialistas en determinar el mejor método para establecer una actividad en Italia, permenante o no. Por ello, es útil primero de todo tener un plan y unos objetivos para idear la mejor manera de llevarlos a cabo. Tras eso, es cuando es posible definir el establecimiento que la empresa deberá tener en Italia.